5 cosas que odio de los listados

5 cosas que odio de los listados

Desde hace unos años no paran de publicarse listados sobre los motivos y temas más variopintos. Y lo hacen, ya no sólo los blogs, sino los medios de comunicación que descubrieron un poco tarde que hacer listados es una forma más de conseguir lectores. Sí amigos, tenéis que saber que esta clase de contenidos tienen el único fin de proporcionar un contenido fácil de hacer y que tiene un gancho increíble en la gente porque apenas hay que leer algo y tratan sobre temas que les suele gustar a la masa.

¿Por qué sino he titulado esto como las 5 cosas que odio de los listados, de una forma tan hipócrita y falta de prejuicios? Pues para que entréis. Y porque como hace tiempo que no pongo nada, qué mejor que un listado de mierda como aperitivo. Y ya sabéis, si queréis hacer un contenido pobre en vitaminas pero energizante como un bote de proteínas para cachas, no dejéis de hacer vuestro propio listado.

De la misma manera os he colocado la foto de una señorita en bikini en una playa. Otra forma que tienen los medios de hacer que entréis y leáis su contenido. Es viejo, pero no me negaréis que no funciona ¿eh, pillines? Seguro que has entrado solo por la foto ;)

¿Sobre qué hacemos un listado? Da igual, el caso es que no pase nunca de 10 el número de elementos o se hará francamente aburrido. “Las 10 mejores tortillas de patatas que se pueden comer hoy en día“, “Las 5 causas del estrés en el trabajo” o, qué se yo, “las 10 mejores playas de España“. De esta última ya podéis ver en los principales medios digitales la versión de este año, porque es un listado que da mucho juego, es fácil de hacer, se posiciona bien y entra gente siempre a leer lo mismo, una y otra vez.

Y ahora sin más, vamos a por mi listado de las 5 cosas que odio de los listados:

  1. Siempre son temas muy trillados. Pero ¿cuantas veces se puede leer las 10 mejores fiestas de España o las 10 mejores películas de terror sin hartarse? ¿Es que no hay fin? Lo puedes comprobar poniendo en Google el título del listado de marras y comprobarás que ya hay unos cuantos más con lo mismo. De hecho, la mayoría se copian unos a otros.
  2. Los listados están hechos para generar visitas y no para ofrecer un contenido de calidad. Sí, amigos, como os he comentado antes, los listados, cuando van solos sin más, no son más que puertas para que entren visitas. Mirad esta entrada, está hecha por ese motivo, además de para divertirme un poco.
  3. Devalúan internet. Si todo son listados, al final Internet se convertirá en una sucesión de gilipolleces puestas una detrás de la otra sin más.
  4. Convierte al lector en un estúpido recolector de contenido fácil. El contenido con listados es como la fast food: está bueno, no lo negaremos, pero sabes que te estás metiendo mierda para el cuerpo.
  5. ¿Dije cinco? Bueno, lo dejaremos en cuatro para no cansar al personal.

Ya lo sabes, la próxima vez que veas un titular de listado, respira hondo, céntrate y trata de no sucumbir a ese aroma suculento que desprende este tipo de contenidos. Ah, son maravillosos, tan fáciles de digerir… ¡Sé fuerte y pasa de ellos!

Opina

*