Un nuevo blog que no lo es tanto

La mayoría de vosotros no sabe quién soy o de dónde vengo, pero hay alguno que otro que allá por el 2009 empezó a leer mis entradas diarias relatando una historia post-apocalítica, que más tarde titulé Superviviente. Durante unos cuantos meses, un reducido (pero creciente y bien avenido) número de lectores, leyeron y opinaron sobre mi primer escrito largo. Fue una experiencia fantástica y eso me animó a convertir aquellas docenas de entradas en una novela, tras múltiples cambios y correcciones, incluido su final, cuya versión en el blog nunca me dejó satisfecho.

En un primer momento, decidí regalar la novela y pasársela a todo aquel que quisiera acercarse a la misma. Incluso la puse en varios foros a la disposición de todo el mundo. Tuvo muy buena acogida, y de la gente que la leyó en general recibí muy buenas críticas.

En fin, yo seguí con el blog, alternando nuevos escritos (El colono o El poder), con entradas tipo crítica de libros o películas que había leído o visto. Pero en vez de ser algo esporádico, este tipo de entradas se convirtieron a la larga en lo normal. Eso fue un error. Lo supe en cuanto las visitas aumentaron simplemente para leer las reseñas a libros de otros autores. La gente entraba sólo para leer aquello y lo demás, mi trabajo, apenas recibía las visitas de unos pocos incondicionales. Yo quería a gente que leyera mis escritos, aunque fueran cuatro, pero no un montón de lectores que sólo buscaban una reseña de algún libro de otros autores y que, en cierta medida, me obligaba a continuar con aquella línea.

Vi que aquello no era lo que quería. Además, se juntó con una época en la que no disponía de mucho tiempo para dedicarme a esto y, poco a poco, el anterior blog se fue hundiendo en ese inmenso agujero negro que hay en Internet llamado «El mar de los blogs inactivos». Para rematar, quizás fue cosa del destino, cuando quise ponerme a reflotar aquel cascarón, metí la pata con la técnica y me cargué muchas cosas. No disponía de copia de seguridad y la frustración me llevó a borrarlo todo y maldecir a los servidores de blogs gratuitos.

paisaje ideal

Como Enjuto Mojamuto. Así me quedé cuando mi blog se hundió. El disgusto, eso sí, me duró diez minutos.

Pero fue mejor así, porque en aquel momento seguramente iba a cometer los mismos errores y que, a la larga, me hubieran llevado de nuevo al mismo problema de identidad bloguera.

Debía reencontrar el espíritu del blog. Y ese no era otro que hacer un sencillo blog, como cuando me inicié en esto hace cinco años; colgando mis escritos para que los leyera alguien o simplemente como un repositorio de los mismos para tener mis trabajos disponibles para mí o experiencias de mis auto-publicaciones. Y también comentar alguna lectura de otros autores, aunque esta vez  lo haré sólo con aquellas obras que me hayan gustado especialmente. Se acabó eso de comentar todos los libros que caen en mis manos (que son muchos a lo largo del año). Aunque tampoco quiero ponerme ninguna limitación porque luego sé que no lo voy a cumplir.

En fin, esta vez utilizaré otra plataforma de blogs, en un servidor bueno y seguro (hay que pagarlo, eso sí), donde podré controlar todo lo que pasa en sus entrañas y al menos disponer de copias de seguridad por si llega el «apocalipsis informático» de turno.

No obstante, este blog también cumple otra finalidad: la de ser un soporte publicitario de las novelas que ya tengo autopublicadas. He de reconocer que las plataformas de Amazon o de Google cumplen con el cometido, al menos hasta cierto punto. Luego, si saco algo, pues bienvenido sea. Eso me servirá para pagar el coste del servidor y del dominio. Aunque por los precios que pongo ya os imaginaréis que rico no me voy a hacer ;). Sólo aspiro a dar a conocer a más gente lo que hago y mantener la sana costumbre de alternar con otros de similares gustos. En ese sentido, he puesto un formulario de suscripción por si queréis estar al tanto de lo que vaya pasando por aquí. No os preocupéis, yo soy muy celoso de la privacidad y vuestros correos no serán utilizados jamás para otra cosa que mandaros de vez en cuando alguna noticia.

Espero que esta nueva andadura dure más que la anterior. Al menos, haré todo lo posible porque así sea.

Así que, muchas gracias por leerme y, sobre todo, por acordarte de mí o por entrar de vez en cuando a curiosear.

Comentarios

  1. Buenas Juan,
    pues me ha gustado mucho saber el por qué de un día para otro desapareciste y nos quedamos sin un buen blog, aunque leyendo lo que cuentas, no sé si te ayudo mucho.
    Lo que sí sé, y tú también sabes, es que disfruté mucho con El Colono y con El Poder cuando los ibas publicando y que seguí todas las entradas.
    Pues nada, que me iré pasando a ver que cuentas.
    Bienvenido.

    • Bienvenido David. Al igual que Emilio, el tuyo es también uno de los blogs de referencia para mí y me enorgullece teneros como lectores. Espero que este blog dure más, al menos ahora sí dispongo de un montón de copias de seguridad :)

      Un abrazo.

  2. Me alegro de que hayas vuelto a esto de los blogs literarios. ¿Para cuándo la siguiente novela?

Opina

*