¿Va a ver una segunda parte de la novela Superviviente?

Cuando terminé la historia de «Superviviente», la primera versión en mi anterior blog, muchos esperaron que continuara con la historia. Y era normal que pensaran eso, ya que había acabado de una forma nada concluyente y sujeta a una continuación por narices.

Sin embargo, cuando reuní las entradas y la auto publiqué, había cambiado el final por otro que podía dejar finiquitada una saga antes de que esta siquiera empezase. Por entonces no tenía tiempo, ánimos ni ideas para llevar a cabo una continuación y no le di más vueltas al asunto. Pero nunca había desechado la idea de escribir una segunda parte.

«Superviviente» no fue un relato al uso, sino una blognovela que me permitió ir escribiendo poco a poco
Es decir, nunca me había cerrado en banda ante tal posibilidad, aunque en ese momento le aseguraba a quien me preguntara que no la iba a hacer, al menos a corto plazo. Han pasado 6 años desde aquella primera versión, casi tres desde la definitiva, y mentiría si dijera que no le he dado vueltas al asunto. La mejor prueba de ello fue aquel final que realicé cuando escribí la versión del blog. Estaba preparada para una forzosa continuación que, evidentemente, tenía pensado hacer algún día.

En definitiva, la respuesta corta a la pregunta del título de la entrada es sí. La respuesta larga os la amplio a continuación. 

 Blognovela o escritura tradicional

Bien, una vez aclarada mi postura sobre la segunda parte, dejadme que os diga que la mala noticia es que tardará en llegar (y bastante).

Asuntos laborales, familiares y de otras índoles, me obligan a dedicarle poco tiempo a la escritura, por lo que si quiero ponerme con «Superviviente 2» (un título horroroso, por cierto), voy a tener que sacar el tiempo hasta de debajo de las piedras.

¿Segunda parte de la novela Superviviente?

No os preocupéis, si alguna vez sale la segunda parte de la novela prometo no titularla de esta forma. A uno todavía le queda algo de clase.

¿Y cómo (carajo) escribiste entonces la primera parte?, se preguntará alguno. Bueno, aquello no fue un relato al uso, sino una blognovela que me permitió ir escribiendo poco a poco, sin llevarme demasiado tiempo.

Para mí, lo bueno de este formato es que:

  • Puedo dedicarme un rato al día o cada pocos días e ir publicando así las entradas con el contenido que estime oportuno.
  • Eso hace que, si tiene cierto éxito, la gente se vaya enganchando a su lectura e ir leyendo todos a la vez sus progresos.
  • Crea una comunidad de comentaristas y seguidores que de otra forma sería impensable. Los consejos de estos son buenos para la historia y es conveniente saber escuchar a los que más entienden. Pero, ojo, más abajo explico lo malo de esto.
  • Puedes alargarlo tanto como quieras.
  • Puedes ir hacia un lado u otro según las preferencias de los lectores, a no ser que pases de lo que ellos digan, claro. Reconozco que yo tomé alguna decisión según vi los comentarios, aunque nunca en lo importante.

Y lo malo es que:

  • Se tiende a la improvisación, a no ser que se haya escrito antes toda la novela y luego se publique poco a poco, algo que ya hice con «El Colono» o «El poder». El relato, una vez terminado, puede ser imposible de sintetizar en formato novela o ser demasiado caótico en su estructura, con partes muy largas y otras muy cortas. Eso hay que tenerlo en cuenta si se quiere autopublicarlo al final. Puede pasar que te encuentres con un tocho indomable, como casi me pasó a mí con «Superviviente».
  • Te obligas a seguir para no perder esa valiosa comunidad de lectores que te sigue, lo que puede ser contraproducente por cuanto se pierde calidad al alargar las tramas más de lo necesario. Si se abusa, a la larga puede llegar a producir hastío en los lectores y en el autor.
  • El trabajo, para bien o para mal, sufre de una constante crítica por parte de los lectores, que opinan a diario sobre lo que han leído y que, en algunos casos, sus opiniones pueden ser hirientes o excesivamente intrusivas en el proceso creativo.
  • Al autor le puede quedar una sensación de estar siendo examinado constantemente.

Creo que este formato me vino muy bien por cuanto yo por entonces daba mis primeros pasos en esta afición y andaba más perdido que Juanito en los Mundiales. Después de terminar con «Superviviente» ya me vi con la valentía (o insensatez) de escribir relatos completos de una sola pieza para luego colgarlos en el blog.

Y, la verdad, es que, sopesando los pros y los contras, prefiero escribir un relato en soledad, a mi ritmo y a mi aire. No reniego de la blognovela, faltaría más, pero creo que cumplió su misión en su momento (sacar a flote mi afición) y que ya no tendría sentido a no ser que fuera por ahorrar tiempo y eso no es un condicionante de tanto peso como para optar por ello.

Esta vez me gustaría que la novela quedara bien desde el principio, sin tener que hacerle la «cirugía de urgencias» como en la primera parte, que no salió mal pero podía haber salido mejor. No hablo de correcciones gramaticales u ortográficas, ni reescribir párrafos, sino de no tener que tirar un tercio de la novela por que no era lo que se tenía en mente o porque sencillamente no funcionaba. Hablo del resultado final, claro. En el proceso de escritura sé que desecharé lo que no hay escrito (y nunca mejor dicho). Pero eso lo haré en privado, que nadie se entere o nadie lea lo que al final no va a ir en la versión definitiva. Vamos, lo que se hace normalmente cuando se escribe :)

¿De qué va esa segunda parte de la novela Superviviente? ¿Estarán los mismos protagonistas de la primera?

Os confesaré que no he pensado con detalle la trama de esa hipotética segunda parte. Sí sé, y quiero, que sea una continuación y no un spin off con otros personajes secundarios de la primera parte. Es decir, que estará Miguel y Sara. Eso es seguro. He pensado en las posibilidades y he estado boceteando algunas ideas en un procesador de textos. Sé más o menos por dónde me gustaría que fuera la historia, y sobre todo sé por donde no quiero que vaya. Aprendo de mis errores y no cometeré los mismos de nuevo.

El proceso creativo para mí puede ser o muy, pero que muy largo, o al contrario, que en cuanto me ponga en serio, brote como el agua de un pozo. No tengo término medio. Pero podéis estar seguros de que retomaría las andanzas de nuestra parejita favorita ;)

Su publicación

Es un poco raro hablar de publicar algo que todavía no ha sido ya no escrito sino pensado. Pero tengo claro que esta segunda parte no será puesta en el blog ni aún escribiéndola entera y luego ponerla en sucesivas entradas tal y como hice con otros relatos. Y he decidido esto por varias razones:

  • Por su segura extensión. No lo sé, pero si la primera parte fue un buen tocho, es plausible pensar que en esta segunda parte lo sea también. O a lo mejor es de una extensión normal, pero aún así sería demasiado extenso para ponerlo poco a poco. Sería extenuante para todos.
  • La voy a poner a la venta en las plataformas digitales donde tengo mis otros relatos. Sé que puede parecer egoísta para algunos, aunque no entiendo por qué, pero he de intentar sacar provecho de mi trabajo, al menos para amortizar esta plataforma. No os preocupéis, ya sabéis los precios por los que me muevo.

Sí que pondré algún capítulo para que comprobéis si merece la pena gastarse un «dineral» :)

Así que, quien sabe qué pasará en el futuro, pero que no sea por no tener planes.

¿Va a ver una segunda parte de la novela Superviviente?
5 (100%) 1 vote

Comentarios

  1. “¿Va a haber una segunda parte de Superviviente?” sería lo correcto.

    • Como ya dije en esta entrada, la habría y a día de hoy no he cambiado de opinión. Lo que pasa es que para ello necesito un tiempo del cual ahora no dispongo. Pero si vuelven tiempos mejores claro que volveré sobre ello, ideas no me faltan. Gracias por comentar.

  2. Una gran noticia, yo no me la perdere… me he quedado con ganas de mas aventuras y desventuras de Miguel ;)

  3. Estaría genial leer una segunda parte de superviviente. Siempre le tuve mucho cariño a esa historia.

  4. Me alegra q hayas retomado el blog y que pienses en una segunda prt de superviviente, yo la comprare sin duda

    saludos

Opina

*