Libros leídos en 2015

No voy a reseñar cada libro que leo (sólo lo haré cuando algún libro me haya gustado especialmente), para no incurrir en errores pasados, pero voy a poner un listado con los mismos acompañado de unas breves notas sobre lo que me ha parecido. Añado también un enlace externo de la crítica de cada uno, para que sepáis de qué van. Si queréis saber algo más al respecto de cada uno, preguntadme en los comentarios y con mucho gusto lo hablamos (o lo escribimos más bien).

También lo recomiendo o no. Ojo con esto porque si no recomiendo un libro eso no quiere decir que este sea malo, simplemente a mí no me ha gustado y sois vosotros quienes debéis valorar eso. Yo he leído muchos libros «poco recomendables» y me han gustado.

Esta es una entrada que se irá actualizando según vaya leyendo más libros. Así que, si queréis, podéis entrar de vez en cuando por aquí para ver si he añadido algo nuevo.

Y ahora, sin más preámbulos, os añado la lista:

Libros apilados

De finales de diciembre de 2014 a mediados de enero de 2015:

  • «Continente Salvaje. Europa después de la Segunda Guerra Mundial», de Keith Lowe. Está bien, pero al final se hace un poco pesado. Uno acaba cansado de leer tantas cifras de muertos. Es duro y demuestra, una vez más, que la SGM fue el peor conflicto de la historia de la humanidad con diferencia. Aún así, lo recomiendo. Crítica del libro en Hislibris.
  • «Círculo de espadas», de Eleanor Arnason. Empieza bien, me gustó la forma de presentar a los personajes, pero al poco me empecé a aburrir y me costó terminarlo. No lo recomiendo. Crítica del libro en Libros de Olethros

De mediados de enero a principios de febrero:

  • «Salvaje», de Cheryl Strayed. Si os gustó «Hacia rutas salvajes» de Jon Krakauer -a mí me encantó- os gustará este libro, porque en ciertos aspectos es semejante. Este de Strayed me ha gustado en líneas generales, pero no llega a la altura del de Krakauer. De todos modos, es un buen libro y lo recomiendo. Crítica del libro en El País.

Febrero:

  • «El laberinto del faraón», de Serge Brussolo. Novela de aventuras en el antiguo Egipto. Se lee rápido. Recomendado si quieres algo ligero antes de emprender lecturas más densas. No he encontrado ninguna web con su reseña.
  • «Vecinos. El exterminio de la comunidad judía de Jedwabne», de Jan T. Gross.  Ensayo sobre la investigación de la masacre de Jedwabne, donde se demuestra que fue perpetrada por ciudadanos polacos, bajo la complacencia de las autoridades nazis. Reseña del libro aquí.
  • «Henry y June», de Anaïs Nin. Parte del diario de esta autora, centrado en su relación con Henry Miller y su entonces esposa. Demasiado sensiblera para mi gusto. Me costó terminarla porque, sinceramente, me aburrió tanto sentimiento magnificado.

Finales de febrero a principios de marzo:

  • «El francotirador», de Chris Kyle. Después de la inaguantable Anaïs Nin, va y me pongo a leer al machote por antonomasia :) Bueno, no sé cómo será la peli homónima que ha hecho el tío Clint, pero como sea como el libro, mal, muy mal. En fin, quien quiere saber sobre las andanzas de un argamboys de mentalidad reaccionaria a más no poder, este es su libro. No tiene nada de profundidad, salvo las últimas páginas que, no es casualidad, fueron escritas por su mujer y el guionista de la película. Ha sido un chasco, pero de los buenos. No perdáis el tiempo.

Marzo:

  • «Canta Irlanda: Un viaje por la isla esmeralda», de Javier Reverte. Leer cualquier libro de viajes de este autor es relajarse y aprender un poco de la historia del lugar que visita. Me encantan sus libros y este no podía ser menos. Un viaje por la verde Irlanda que merece la pena. Reseña en Dikens&Company.
  • «La guerra larga», de Terry Pratchett y Stephen Baxter. Cuando llevaba más de la mitad de este libro me entero de que tiene una primera parte (de un total de cuatro previstas). Pero no importa, se lee bien, aunque es muy larga y recomendable para frikis de la CiFi como yo. Me haré con la primera de ellas y la leeré un día de estos ;) Crítica del libro en Lecturópata.

Abril:

  • «Clint Eastwood. Biografía», de  Patrick McGilligan. Larguísima biografía no autorizada (o sea, que cuenta lo que no le gusta a Clint), pero muy interesante y que nos descubre algo que yo ya intuía: ¡que la gente de Holywood es de carne y hueso! Recomendable si te atrae la figura del viejo pistolero. Reseña en ojos de papel.
  • «El marciano», de  Andy Weir. Llegué  a este libro gracias a una reseña de El errante, donde podéis saber más sobre la misma. Novela ágil, con partes de sesudas explicaciones científicas que, sin embargo, me gustaron mucho. El libro es genial y totalmente recomendable.

Mayo:

  • «La república de los piratas», de Colin Woodard. Ensayo sobre la llamada edad de oro de la piratería (1715-1725 más o menos). Me ha parecido muy interesante y entretenida de leer. La historia piratil no era como en las clásicas películas sobre el tema. Vane, Barbanegra, Cálico Jack, Bonnet, Anne Bonny,… Si habéis visto «Black Sails» podéis ampliar conocimientos con este libro donde os contarán lo que de verdad ocurrió.
  • «Psycho killers : anatomía del asesino en serie», de Jesús Palacios. Libro de finales de los noventa, en el cual se repasa el historial de los asesinos en serie más llamativos de la historia. Se lee muy bien, aunque por la temática a muchos se les indigestará. Me han parecido muy interesantes los apuntes sobre los psicópatas del pasado.
  • «Memorias de un francotirador en Stalingrado», de Vasili Záitsev. Aunque, debido a la época en que lo escribió, está sesgado políticamente hablando, es un libro interesante para conocer la versión del propio implicado en las supuestas aventuras que le hicieron en la película «enemigo a las puertas», que apenas tiene algo que ver con lo que pasó en la realidad.
  • «Las vacaciones de Iñigo y Laura», de Pelayo Cardelús. Novela que se lee en un suspiro. Tengo sensaciones contradictorias tras su lectura. Es un buen libro, no hay duda, pero en ese sorpresivo final hay cosas que no me cuadran. Aún así la recomiendo. Si queréis saber más aquí una crítica.

Junio:

  • «Geralt de Rivia. El último deseo», de Andrzej Sapkowski. Llevaba tiempo tratando de hacerle un hueco a esta saga. Como ya estaba metido en varias fantásticas, me pareció demasiado, pero aprovechando que han sacado un juego de estos libros me entró el gusanillo. Bien, creo que seguiré con la saga porque este primer tomo me ha gustado.

Julio:

  • «Ardenas 1944», de Antony Beevor. Me he leído casi todos los libros de este autor británico, así que este iba a caer seguro. El libro, pues como siempre, estupendo. Con su estilo inconfundible de siempre, mezclando datos y anécdotas que acercan este tipo de lectura a esos lectores no habituados a leer historia militar.

Agosto:

  • «El crucero del Snark», de Jack London. Libro de viajes que realizó el autor durante dos años por el Pacífico. A pesar de que London es de mis autores favoritos, me he quedado indiferente al leerla.
  • «Refugio», de Harlan Coben. No me ha entusiasmado, la verdad. No sé, quizás demasiado juvenil americano tipo que se hace ahora.

Septiembre:

  • «El peor amigo del mundo», de Rafael Fernández. Llevo leyendo a este autor desde hace años y tengo cuatro libros suyos. Todos me gustan. Aviso: es un autor de esos que odias o admiras. Yo soy de los segundos. Esta última novela que he leído me ha gustado mucho. Dadle una oportunidad a este autor y ya me contaréis.

Octubre:

  • «Los médicos de Hitler», de Manuel Moros Peña. Buen libro para conocer las salvajadas de los nazis. Hay que tener estómago, pero se analiza el origen de la eugenesis que, en contra de lo que se suele pensar no nació en Alemania, sino Gran bretaña y Estados Unidos.
  • «Naufragio», de Charles Logan. Veterana novela de ci-fi que he leído con gusto. Sé que no es del tipo de lectura que le gustaría a mucha gente, ya que sólo hay un personaje y la trama no es que se diga emocionante, pero si os gusta saber los avatares de un pobre astronauta perdido en un planeta desconocido, con sus problemas diarios, os gustará, pero ya os he avisado.

Noviembre:

  • «Geralt de Rivia. La espada del destino», de Andrzej Sapkowski. Creo que tenía que haber dejado este libro para otro momento, porque se me ha hecho cuesta arriba. De momento esta saga ha terminado para mí.

Diciembre:

  • «Otoño romano», de Javier Reverte. Aunque no es de los que más me ha gustado de este autor, siempre es recomendable. Una estupenda guía sobre la ciudad eterna.
Libros leídos en 2015
5 (100%) 1 vote

Opina

*