American psycho, de Bret Easton Ellis (reseña)

Esta es la reseña del más polémico libro de los últimos años: American psycho, de Bret Easton Ellis. Un libro muy gore y violento sólo apto para gente curtida.

Hoy les traigo una novela con algunos años y que he tenido la oportunidad de leer no hace mucho tiempo. El conocidísimo best seller American psycho, de Bret Easton Ellis se me resistía a consecuencia de avisos de terceros que me decían: «Cuidado, no es un libro fácil de digerir». «Si la peli es bestia, el libro lo es aún más».

Debo decir que la película la vi hace unos cuantos años. Alquilamos el DVD (Sí, era lo que antes se hacía) y fuimos a mi casa a verla. La que entonces era mi novia, mi amigo y su novia me miraron de una forma extraña cuando la película se acabó.

Libro American psycho, de Bret Easton Ellis
Portada del libro American psycho, de Bret Easton Ellis.

Un rico y florido surtido de lindezas me fueron dedicadas y aún hoy, después de tanto tiempo, todavía me lo recuerdan como uno de los mayores desastres de mi carrera como recomendador de cine.

Bien, a lo que iba. Cogí el libro con guantes de látex, tal y como me habían recomendado y empecé a sumergirme en el texto.

Lo malo de ver una película antes de haber leído el libro en el cual aquel está basado, es que es inevitable ponerle la cara del protagonista del film al del libro. Por eso me ha sido inevitable ver a Christian Bale según iba leyendo (por cierto, perfecto en su papel cinematográfico, de lo poco que se salva de la quema).

American Psycho
«Creo que se me está yendo la olla, pero mucho, mucho».

El texto de libro en general es híper descriptivo ya que el protagonista de la novela es el narrador. Easton Ellis acierta de pleno en dar esa forma de ser maniática compulsiva a su personaje principal.

Aunque carga mucho estar leyendo con pelos y señales un sin fin de nombres de marcas de ropa, cosméticos, y de todo tipo, hace que vayamos comprendiendo la forma de ser de ese supuesto psicópata. Y digo lo de supuesto porque en toda la novela no queda claro si el tipo no es más que un reprimido o un verdadero salvaje. Eso lo deja el autor a gusto del consumidor.

El psicópata perfecto

Personalmente creo que Patrick Bateman, el protagonista, no es más que un «pobre» rico con una mente enferma, esclava del capitalismo atroz, el hedonismo más absoluto y sus costumbres reprimidas.

Para mí, repito, los asesinatos son imaginados por Bateman como una válvula de escape con la que descargar las tensiones de su vida superficial en un mundo superficial.

El colono
1,49 €
Formato digital
Género ciencia ficción - space opera
Unas 150 páginas
Superviviente
1,49 €
Formato digital
Género postapocalíptico
Más de 600 páginas
El poder
0,99 €
Formato digital
Género comedia romántica fantástica
Cerca de 50 páginas

Ya digo que es la conclusión que he sacado yo, pero también pudiera ser cualquier otra. Lo malo o bueno de este libro es que el autor juega con esa divagación continua, de si será cierto o no, de si será un sueño o no, Ellis mantiene la incertidumbre hasta el final, con ese enigmático cartel que Bateman se queda mirando.

El autor nos retrata bastante bien la época dorada de los yupis. Nos creemos perfectamente esos diálogos banales, superficiales y vacuos. Esos hombres y mujeres que se ríen falsamente e intercambian tarjetas de visita y se las comparan como si fueran unos críos.

Libro American Psycho
«¿Te importa si pongo algo de música antes de que te abra la cabeza con mi hacha?»

Pero eso es lo que son: unos criajos que no saben con qué llenar sus vidas. Patrick Bateman no tiene más alicientes que su insulsa novia pija, su camarilla de amigos de igual jaez y las noches en clubes con alcohol y cocaína a raudales. Sus prepotentes formas de hablar y de actuar nos hablan de una clase decadente y falta de estímulos que bien pudiera ser el germen de unos psicópatas en potencia… o encerrados en sus mentes.

¿Me gustó American psycho?, preguntarán. Pues no lo sé. Es decir, si Bret Easton Ellis ha querido hacer lo que yo creo que ha hecho con este libro, es posible que me guste (o no). Pero es complicado. A lo mejor dentro de un par de años me puedo posicionar mejor.

Hay partes del libro que dices: «What the fuck?» Como cuando el autor nos intercala varios capítulos con la historia de algunos grupos o solistas destacados de los ochenta, como Whitney Houston o Genesis.

Aquí, o te lo tomas como que Bateman (recordemos que es el narrador del texto) se le va la pinza de nuevo y comienza a divagar, o es que la editorial le pidió a Ellis que metiera algo más para rellenar y el autor se la «clavó» con esas partes de dudoso sentido en la trama.

Sobre los más que detallados asesinatos… Bueno, sí, son nauseabundos y llega un momento que se hace cuesta arriba su lectura. Una sucesión de gore sin más.

Ahora, el lector más sensible siempre puede saltárselos, pero creo que nos perdemos algo importante. La posibilidad de saber cómo funciona la mente del personaje principal. Sus paranoias, sus deseos, sus miedos…  ¿Son necesarios? Muchos dicen que es algo gratuito, pero si el autor pretende que veamos la mente de Bateman, creo que sí son necesarios.

Al menos hasta cierto punto, quizás podía haber rebajado un poco el nivel gráfico, pero ¿sería lo mismo?

Creo que el libro American psycho hay que leerlo con cuidado, no sólo por las escenas mencionadas, sino porque corremos el riesgo de creernos que la novela es una cosa cuando, en realidad, es otra.

Interacciones del lector

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *