Contra el viento del Norte y Cada siete olas de Daniel Glattauer. Reseña

Reseñamos las novelas Contra el viento del Norte y Cada siete olas de Daniel Glattauer. Dos novelas románticas aptas para hombres sin complejos.

Siguiendo los consejos de Alcorze, inicié la lectura del primer libro de Daniel Glattauer puesto que, como ya puse en un comentario del fantástico blog de nuestro amigo Emilio (hoy ya inactivo por desgracia), la historia de estos austriacos me sonaba bastante a la mía. A cómo inicié una relación con la que hoy es mi (santa) esposa ;)

No fue igual, claro está y no es este el lugar de detallar esas intimidades, pero si que la conocí gracias a la Red y la ida y venida de correos electrónicos fueron tan habituales como el hablar por teléfono.

Contra el viento del Norte

Leyendo el primer libro de Glattauer he creído verme a mí mismo en aquellos ya lejanos tiempos y quizás por ello he disfrutado de veras de su lectura. El autor se maneja muy bien en el formato, a priori difícil, de la sucesión de correos y correos, y su lectura no se hace nada pesada.

Contra el viento del Norte, de Daniel Glattauer
No me diréis que no parece un anuncio de compresas.

Bueno, algunas veces sí, pero porque estamos esperando que surja ya algo y deje de estirar el chicle para que  los dos protagonistas pasen a «palabras mayores» de una vez.

Supongo que ya sabréis de qué va el libro. Chico recibe un equivocado correo electrónico de chica, que tras resolver el equívoco sigue carteándose con chico porque le mola el rollo que se traen.

El colono
1,49 €
Formato digital
Género ciencia ficción - space opera
Unas 150 páginas
Superviviente
1,49 €
Formato digital
Género postapocalíptico
Más de 600 páginas
El poder
0,99 €
Formato digital
Género comedia romántica fantástica
Cerca de 50 páginas

El chico, algo reacio al principio, acaba por meterse en el juego y…. en eso se basa el libro. En el juego que se traen. A veces dan ganas de gritar: «¡Pero dejad ya de marear la perdiz, por Dios, y quedad de una vez para f***r!».

El primer libro me gustó mucho, no lo voy a negar. Puede parecer una lectura para «chicas», pero los «chicos» podemos leerlo sin complejos y sin esconder las tapas en el metro.

Cada siete olas

El segundo libro, continuación del primero, «Cada siete olas», sigue el mismo patrón que su antecesor: correos y más correos. Creo yo, supongo porque no tengo ni idea, que Glattauer escribió un sólo libro y que la editorial se la cortó (la novela, claro está) en dos.

Si esto fue así, creo que fue una maniobra inteligente, ya que sino sería un poco indigesto, por el formato escogido, leer todo el tocho de una vez. Aunque, por contra, habrá gente que no verá bien que siga el mismo estilo en el segundo libro.

Cada siete olas, de Daniel Glattauer
No es el vacío, es la Interné.

Yo creo que es apropiado haber seguido por ahí. Si quería finiquitar la historia, como hace en el segundo, guarda una coherencia que no habría tenido de haber optado por un estilo de narración, digamos, más formal.

Hubiera perdido la gracia y la historia se hubiera quedado en otro libro romántico para «chicas». Y así yo no lo hubiera leído.

Hubiera sido interesante haber leído estos mismos libros, pero escritos por una mujer.

Me asalta la curiosidad por saber cómo lo hubiera resuelto una mano femenina. Si hubiera optado por los mismos recursos o si algunas situaciones hubieran sido como el autor las plasma.

Daniel Glattauer
«No te preocupes, amigo. Si te han gustado estas novelas sigues siendo un hombre hecho y derecho». Foto del autor Daniel Glattauer.

Me refiero, sobre todo, a la parte del marido de la protagonista. Sobre todo ese correo que le manda a uno que ya sabéis y su posterior actitud. A mí, esa parte fue la que menos me gustó porque parecía un poco forzado y por eso digo que hubiera sido interesante saber cómo lo hubiera resuelto una mujer.

¿Qué si me ha gustado el final? Mmmm…. sí. No lo voy a negar. No diré nada para no estropear la lectura a quien no lo haya leído todavía, pero creo que el final es el que tenía que ser.

Interacciones del lector

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *